6 diciembre, 2017 cbp

HASTA LA PRÓXIMA

¿Que mensaje me puedo dar para poder transmitíroslo  en este último escrito del año?

Para dar el siguiente paso, llegando ya al próximo año, quiero daros las gracias por haberme ayudado a permanecer, aquí,  con la  ilusión de que me esperáis y os espero  en esa especial Conversación que ya tenemos. En este caso, hoy, apoyada en ideas de poemas de Elizabeth Bishop.

                                                                                  El tumulto en el corazón

                                                                                  Sigue haciendo preguntas…

                                                                                   Hasta que un nombre

                                                                                   Y todas sus connotaciones sean lo mismo.

No vamos a detener las preguntas, no queremos que el conocimiento de nosotros mismos nos engañe sobre aquello que nos hace sufrir y  que está pidiendo un cambio de nuestras actitudes, en nuestra manera de soñar, un cambio en nuestro Insomnio:

                                                                                  La luna……

                                                                                 Si el universo la abandonara

                                                                                  ella le diría vete al infierno,

                                                                                  y encontraría un cuerpo de agua

                                                                                 o un espejo donde habitar.

                                                                                 Así que envuelve tu angustia en una telaraña

                                                                                 y arrójala al fondo del pozo……

Para muchas cosas en la vida, para muchos momentos de nuestra particular historia, cuando de dar un paso hacia adelante se trata, se nos pide la confianza. Hay un bello poema de la autora que hoy nos acompaña, que nos trasmite el mensaje – de la que puede ser una de nuestras paradojas- a través del poema El descreído,  de quien dice:

                                                                             Pero duerme en lo alto del mástil

                                                                              Con sus ojos bien cerrados.

                                                                              La gaviota indagó en su sueño,

                                                                             Que era: “No debo caer.

                                                                             Abajo, el mar iridiscente quiere que yo caiga.

                                                                             Duro como el diamante, nos quiere destruir”.

Es quizá el descreimiento sobre  la posibilidad de que sí podemos cambiar poco a poco nuestras maneras de sentir, lo que nos llevaría a confundir ese “no debo cambiar” con levantar fortalezas que nos ayuden a convencernos de  que son los otros, la realidad, los que nos hacen daño. Pero entonces debemos “elegir” entre los sentimientos  que surgen de la desconfianza y  la fortaleza que inspirará  la creencia, es decir la confianza, en algo del otro.

Mi empeño y mi deseo para el próximo 2018 seguirá siendo el cuidar nuestra salud psíquica como objetivo. Espero que podamos encontrarnos.

¡Felices Fiestas!

cbp

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.